Imagina

Imagina que te subieran el sueldo. Que te pagaran el doble. Que el mundo se volviera loco, y ganaras en un mes lo que hoy en todo el año…. ¿qué harías? ¿te irías de viaje a Japón? Que digo en un año. En un mes te ponen en el banco el equivalente a 10 años de trabajo: ¿te comprarías una casita en la playa y aprenderías a navegar? Pongamos por caso, que el mes que viene, no me preguntes porqué, pero en tu cuenta aparece lo correspondiente al sueldo de toda tu vida. Es tuyo, todo legal. Un millón de euros. Cincuenta años por 14 meses por 1.500 euros viene a ser un millón de euros. ¿Montarías un bar en Malasaña e invitarías a todos tus amigos? ¿Aprenderías a tocar el piano? ¿Crearías una editorial? ¿Te irías a vivir con tu hija a Alemania?

Tal vez me equivoque, pero diría que serías una persona más creativa, más reflexiva, más amable, más feliz.

Ahora el millón de euros multiplícalo por cuatro mil. Y entonces, se te ocurre decir que a los musulmanes, habría que identificarlos. O que los mexicanos que migran a USA son mayoritariamente unos violadores. Que llevar una pistola en la cintura es un derecho fundamental. Nada de casita en la playa, ni un viaje por Nepal, ni abrir una tienda de bicicletas: construir un muro entre USA y México.

Pues esa es la diferencia entre tú y Donald Trump.

Que tengas un gran día.

Novedades

Me cuentan que en USA los hombres tienden a estar convencidos de que son buenos en aquello que les interesa, mientras que las mujeres suelen interesarse por aquello en lo que son buenas. Un claro reflejo de esta sociedad machista. ¿Qué podemos hacer para poder parar de verdad esta dinámica trágica?