Tengo que llevar el coche al taller

En todas partes hay gente con ganas de matar a alguien. Pero aquí lo hacen. Hoy, explorando los barrios del sur de la ciudad, caminé por la entrada de un taller de reparación de coches. Amontonados en la acera, con la boca abierta. El último en llegar era un jaguar. Tenía un agujerito en la puerta. Dos en realidad. Dos balazos en la puerta del copiloto.

Cuando se lo conté a la vecina, frunció el ceño, dijo que eso no lo cubría el seguro.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s