Construcciones

El amor, como los imperios, desaparece cuando la idea sobre la que se fundaron se desmorona dice Kundera en La Insoportable levedad del ser.

Resulta que el amor era otra funcionalidad más de nuestro ser.

Ritmos

Hermógenes López

Hermógenes López

La cámara de tu móvil tiene aproximadamente el doble de píxeles que la del año pasado. ¿Entiendes el mundo mejor que el año pasado? ¿El doble mejor, tal vez? Mientras la realidad de las redes sociales resulta cada día más nítida, fuera de ellas, apenas percibimos ni siquiera a grandes rasgos las formas de este mundo que habitamos.

Nosotros

Ahora resulta que somos dos. El que vive y el que recuerda. El primero renace a cada instante; dura exactamente 3 segundos. El segundo juzga y te dice si eres feliz o no. Así que lo que experimentamos poco tiene que ver con cómo nos sentimos. Alegría y felicidad no están correlacionadas.

Uno de nosotros elige el lugar de vacaciones pensando en las fotos que subiremos a Facebook, el otro por las experiencias que nos construyen.

Mala postura

Vladsylav Musiienko

Vladsylav Musiienko

Mi fisioterapeuta me ha dicho que tengo mala postura en el trabajo. Que llevo los hombros hacia adelante, que encojo el cuello y que pronto mi espalda se resentirá. Al llegar a casa mi pareja me ha dicho que la belleza empieza en el esqueleto. Hoy no he tenido un buen día.

El dolor

Sandra Hoyn

Sandra Hoyn

Tal vez la única forma de ser felices es encontrarnos a nosotros mismos. Dicen que el dolor se cura con alegría. Y con plátanos, si eres un orangután. Busca tu árbol, el que te parezca. Y lucha por que nadie te baje de él.

Tengo que llevar el coche al taller

En todas partes hay gente con ganas de matar a alguien. Pero aquí lo hacen. Hoy, explorando los barrios del sur de la ciudad, caminé por la entrada de un taller de reparación de coches. Amontonados en la acera, con la boca abierta. El último en llegar era un jaguar. Tenía un agujerito en la puerta. Dos en realidad. Dos balazos en la puerta del copiloto.

Cuando se lo conté a la vecina, frunció el ceño, dijo que eso no lo cubría el seguro.