Circunstancias

El semáforo está en rojo para los peatones desde hace poco más de un minuto, tal vez unos segundos más. El hombre se impacienta. Tiene una reunión a las nueve y no ha terminado la presentación. Cuando han pasado noventa segundos exactos desde que el monigote verde se encendió por última vez, decide cruzar. Circunstancialmente, en el momento que da el segundo paso, se acerca un Toyota Camry del 99. El hombre decide no retroceder y seguir cruzando en rojo, pues la mujer (los Toyota Camry del 99 no conducen solos) frena ante una persona en medio de la calzada. Con el coche apenas parado, a pocos metros del hombre, mientras este alcanza el otro lado de la acera, la mujer en el Toyota Camry del 99, hace sonar el claxon. El hombre gira la cabeza, le mira y le hace una peineta.

El hombre sigue caminando calle abajo, la mujer acelera y desaparece.