Representantes

Lo bueno de escribir en un blog es que la gente te para por la calle y te pide autógrafos. La parte mala es que cuando pasan varios días y no sabes qué escribir, te pones nervioso y empiezas a inventarte cosas. Otras veces no hace falta inventarse nada, sólo escuchar.

Escucho por la radio a una señora preocupada porque el cura de la parroquia no quiere dar una oblea con menos de 30% [sic] de trigo como primera comunión a su sobrina celíaca. ¿Qué es más importante, lo que diga el cura o que la niña se ponga mala? se pregunta la señora. Retóricamente, espero.

La misma señora cuenta también que una vez, ante un problema de una amiga suya -la pobreza- decidió escribir al rey. El rey le dijo que “había mucha necesidad” y que no podía hacer nada. Concretamente el problema de su amiga era que no tenía dinero para pagarse una operación de cataratas, así que dada la respuesta del rey, varias amigas decidieron juntar algo de dinero. Su amiga se operó y ahora pasea con gafas, no con un perro.

Mientras sigamos recurriendo a los representantes de la religión o la monarquía, en vez de a los amigos o a los médicos, nos va ir mal. Muy mal.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s