El otoño

Cuando te das cuenta de que la primera es mucho más lenta que el otoño, significa que te has hecho mayor. La primavera dura semanas, casi meses, desde que salen las primeras flores del almendro hasta que los jardines se llenan de exuberante verde. En otoño, sin embargo, apenas son unos pocos días desde que las hojas pasan del verde, al amarillo, al rojo; al negro de la corteza de las ramas peladas.  Apenas unos días. Y tienes miedo.

Súper poderes

Escucho en la radio una pregunta interesante. Puedes elegir entre dos super poderes, volar o la invisibilidad. Pero sólo uno. ¿Cuál eliges?

Volar, volarías a la velocidad de los aviones comerciales, no te cansarías, y podrías llevar contigo el peso de lo que eres capaz de llevar ahora. No tendrías alas, pero si quisieras sentir el flujo del aire vibrando, no tendrías más que abrir los brazos. Si eliges ser invisible, podrías también elegir hacer invisible aquello en lo que estás en contacto, por ejemplo tu ropa o aquello que tocaras.

Sorprendentemente la gente elige inmediatamente, sin dudar, como si fuera una cuestión en la que hubieran estado meditando anteriormente y ya hubieran llegado a una conclusión firme.

Pregúnteselo a sus amigos. Es muy jugoso. Lo divertido empieza cuando les preguntas qué harían con sus nuevos poderes. Una amiga, que eligió volar, haría rizos en el aire, cada vez más cerca del suelo, para ver hasta dónde sería capaz de acercarse al suelo sin tocarlo. También competiría con los pájaros a ver quién vuela más rápido. Otro amigo, que también eligió volar, se ahorraría el precio del billete de avión para ir a ver a su familia.

Curiosamente, casi nadie elige hacer algo altruísta, ayudar a los demás.

Niñeces

1. Prostitución. Drogas. Violencia (de la verdadera, no de la que se inventa un guionista de televisión).

2. Amor de madre. Amor de hijo. Con toda la violencia que eso conlleva.

3. Literatura.

4. México queda al sur de USA.

5. La familia, esos desconocidos.

6. Cómo lidiar con la maldad. Retrospectiva práctica.

Todo eso es Canción de tumba, de Julian Herbert. Léanlo.

Historias

Historias surrealistas cotidianas que muestran la importancia de la moralidad. Un librito hilarante (nunca fue la intención, es un escrito muy serio) que se lee en menos de dos horas pero que digerirlo requiere de años. Así es Vida para principiantes, de Slawomir Mrozek.

Fly once, then die.

Nunca he sido partidario de tener libros científicos en mi biblioteca. Como crecer es cambiar de principios, ayer recibí en casa la décima edición de Developmental Biology de Scott F. Gilbert. En la página 6 explica:

In silk-worm moths, for instance, the adults do not have mouth parts and cannot feed; the larva must eat enough so that the adult has the stored energy to survive and mate. Indeed, most female moths mate as soon as they eclose from the pupa , and they fly only once —to lay their eggs. Then they die.

Inevitablemente me he acordado de Wert y Gallardón, directores de la orquestada metamorfosis española.

Representantes

Lo bueno de escribir en un blog es que la gente te para por la calle y te pide autógrafos. La parte mala es que cuando pasan varios días y no sabes qué escribir, te pones nervioso y empiezas a inventarte cosas. Otras veces no hace falta inventarse nada, sólo escuchar.

Escucho por la radio a una señora preocupada porque el cura de la parroquia no quiere dar una oblea con menos de 30% [sic] de trigo como primera comunión a su sobrina celíaca. ¿Qué es más importante, lo que diga el cura o que la niña se ponga mala? se pregunta la señora. Retóricamente, espero.

La misma señora cuenta también que una vez, ante un problema de una amiga suya -la pobreza- decidió escribir al rey. El rey le dijo que “había mucha necesidad” y que no podía hacer nada. Concretamente el problema de su amiga era que no tenía dinero para pagarse una operación de cataratas, así que dada la respuesta del rey, varias amigas decidieron juntar algo de dinero. Su amiga se operó y ahora pasea con gafas, no con un perro.

Mientras sigamos recurriendo a los representantes de la religión o la monarquía, en vez de a los amigos o a los médicos, nos va ir mal. Muy mal.