Nueva droga

Meterse farlopa no es bueno para la salud. Esto lo sabemos todos, pero, oye, nadie es perfecto. Lo que da ya un poco más de miedito es si te haces unas rayas cuando estás embarazada. O eres adicta durante el embarazo. ¿Puede haber algo peor? Pues sí, la pobreza.

Escucho por la radio, que un estudio demuestra que las diferencias cognitivas, creativas o de conducta entre personas que fueron expuestas o no al consumo de cocaína por parte de la madre, durante el embarazo y parte de los primeros años de desarrollo, no se podían explicar por la droga. Pero, sí por el nivel socioeconómico de la familia. Fue la riqueza del hogar la variable capaz de explicar cómo sería el desarrollo de las capacidades intelectuales de los niños.

Lo digo por discriminar causas y priorizar responsabilidades.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s