El padre

De él recordará que hace unos pocos años, en una cena navideña, tras proponer, a ver si colaba, un brindis por Franco, él, lo aceptó con alegría. Recordará, que al año siguiente, ya más enfermo, fue él directamente quién propuso el brindis tras discutir que, dada esta crisis, con Franco se vivía mejor. Pero no le quedó todo bien claro hasta que leyó en un periódico francés, que los españoles, tras el franquismo, no fue hasta los 90 cuando aprendimos el concepto de vacaciones; que la vida no sólo consiste en amasar bienes materiales, sino que también se trata de obtener placer, de disfrutar de la diversión.

Así que tras apurar el gintonic y confirmar con sus hermanos la cita en el notario, se fue a casa a mirar vuelos baratos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s