Dime cinco marcas

El otro día fantaseaba con tener una identidad falsa. El primer paso sería hacerse una cuenta de correo electrónico. Desde los romanos hasta la adolescencia de mi generación, la res publica ha sido siempre la plaza, ahora es twitter. Pensé, podría elegir un nombre vulgarmente común, averiguar qué nombre es el más utilizado, el primer y el segundo apellido más común. O, quizás mejor; inventarme un nombre a partir de personas cuyos valores admiro. Por ejemplo, el primer apellido de un hombre admirable. El segundo, de una mujer admirable. Para el primer apellido, tengo que pensar unos segundos para tener dos o tres candidatos. Pero para el segundo, me ha costado mucho más. Hagan la prueba en casa, avísenme si les resulta lo contrario. Maldita sociedad machista.

Advertisements

2 thoughts on “Dime cinco marcas

  1. Todavía mi acento no me permite aparentar una nacionalidad que no sea de un país hispanohablante. ¿Españolas? ¿Españolas vivas?

    Por cierto, no conozco ni la mitad de las que mencionas. Tengo bastante que aprender.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s