Mark Gardner

Mark Gardner acaba de ser llamado por megafonía. Ventanilla nueve. Mark Gardner no sabe qué hacer. Mark Gardner es llamado de nuevo: ventanilla nueve. Mark Gardner se levanta de la silla, aunque sigue perdido. Uno de los varios policías armados de la puerta, se dirige a él y le indica el camino, tres metros, hasta la ventanilla nueve. Oficina de la Seguridad Social.

Enrique Meneses

Termino de ver un documental sobre la vida de Enrique Meneses que me deja fascinado. Tengo ganas de compartir los valores que transmite el reportaje, pero no me llega la inspiración para escribir una entrada. En eso estoy, que accedo a la página web del diario de referencia en España. Sin mover el cursor, la única foto que aparece muestra a dos futbolistas. La noticia que encabeza la página, informa que USA se plantea aumentar los visados para trabajadores temporales.

Ahora sí. Recuerdo que Enrique dice en el documental que se fue de España (a Egipto, por cierto) después de darse cuenta de lo que le pagaban en España. Hoy en día, tal vez, además de marchar fuera, hay que asegurarse de la nacionalidad extranjera de tu empleador.

Ser un looser

Rápidamente uno se da cuenta de que en USA te hablan constantemente, aunque no te conozcan. Para decirte que en Boston hace frío, que esa señora que va a sentarse a tu lado es su madre o para decirte que una vez estuvieron en Barcelona, hace mucho tiempo. En esta insufrible interacción continua, tienes que ser cool: has de ser divertido, genial, pícaro y rápido. Preguntarles cómo les va la vida (¡a un desconocido!) y que tengan un buen día. Auténticas chorradas, lugares comunes obvios, necesariamente se tienen que transformar por arte de magia en algo relevante.

Por el contrario en mi caso, el 95% de mi tiempo, no me apetece hablar con desconocidos. Mantener una conversación de ascensor aparentando narrar un cuento épico, lo detesto. En esta vida hay cosas interesantes y cosas aburridas.

En cierta manera, tienes que ser cool. Si a media mañana no tienes la chispa de Buenafuente, corres el riesgo de ser un looser, un perdedor, uno de los peores insultos en la sociedad norteamericana.

Y así se construye un mundo de apariencias. El primer paso hacia la fragmentación social.

Freedom

Llegar a USA desde Europa se convierte en una experiencia militar. Llama la atención que el piloto del avión mencione que a bordo viajan soldados (tanto en sus uniformes como de paisano) de sus misiones, eufemismo para decir la guerra. Siempre según el piloto, en misión para la defensa de la libertad (sic). Tras llegar al aeropuerto de destino y  recoger mi maleta, busco una tiendita donde comprar un sándwich. Un cartel impreso anuncia que los militares tienen un 20% de descuento. El chico que hace cola para pagar detrás de mí, decidió vestir uniforme.

Periodismo

Kevin Lamarque

Kevin Lamarque

Escucho en la radio que el buen periodismo es contar historias de gente que explican contextos que nos afectan a todos. Poco más tarde me topo con esta foto y me pregunto qué pinta un cura argentino en las portadas de todos los periódicos.

El miedo

Man Friday es una fantástica película para una noche fría, con nieve. La historia ocurre en una perdida isla tropical. A un sitio tan exótico y lejano tenemos que ir para poder ganar perspectiva y ser conscientes de todas las decisiones que tomamos inspiradas en el miedo. Seamos sinceros y coherentes e intentemos discernirlas: todas aquellas acciones, desde nuestro día a día, hasta los proyectos vitales, que tienen su razón de ser en el miedo, la vergüenza, la presión social. Son tantas que uno se pregunta si, tal vez, uno sería más libre en una tribu amazónica que en la sociedad occidental.

Doctrina

Hace un tiempo ya que empecé a ver más conexiones de las que pensaba entre la literatura y la ciencia. Los buenos artículos científicos tienen muchos de los ingredientes de las mejores columnas de opinión o un profundo reportaje de actualidad. Gracias a Ramón Lobo, aprendí, que primicia es el primero que lo cuenta bien, una frase de Gabriel García Márquez. Como antídoto para no caer en la misma mediocridad de algunos medios de comunicación, lo primero que haré al llegar a la nueva oficina, será escribir un postit con esta doctrina, lo pegaré a una esquina de la pantalla del ordenador.