¿Por qué lo dices?

Seguimos con el choque cultural. Tras dos días dedicados en exclusiva a la burocracia y 405 dólares gastados… llego a la conclusión de que lo único que he ganado ha sido perder las tildes de mi nombre y apellidos.

Bueno, siendo honestos, también he aprendido, respondiendo a algunas de las preguntas de los formularios, que no pertenezco a ninguna tribu o clan. También me han preguntado si he participado en algún acto de tortura o si he ejecutado a alguien sin juicio previo. Estos americanos son unos cachondos… ¡A mí! ¡Me lo preguntan a mí!

Tragedias

He cambiado la opción del corrector de ortografía del programa para escribir mails. De British English a U.S. English. Esto del choque cultural, promete.